martes, 28 de agosto de 2012

Fragmentos de verano vencido


Foto: Ana Santos Payán

Del verano ya apenas quedaba nada. Un rapto tardío de calor
Ana Tapia, El polizón desnudo

VERANO
querido verano, you are in my pocket, in my
emptiness
Elise Plain, Pan para la princesa

A veces se sorprendía echando de menos el sol y las canciones
del verano
Antonio García, La eterna promesa


Se lleva el verano, la tramontana.
Llora el atardecer su oscuro destino.
Carles Duarte, Los inmortales


Jamás la volví a ver, minúsculo amor de verano.
Javier Corcobado, Yo quisiera ser un perro


Charco de papel en verano: Salto. Estoy dentro. Aún no me atrevo a amar. Verano
caluroso.
Begoña Callejón, Cenicienta en sangre
En cada esquina
un ojo hiere el aire
y no hay verano 
José Pablo Barragán, La nave


yo la miro
esa brasa anaranjada de las noches del verano
-la soledad de otros, eso sí nos acompaña
Estíbaliz Espinosa, papel a punto de 


Ciudades que nos abren sus bodegas oscuras
o ciudades-buhardilla
donde esperar que algún desconocido,
al final de una tarde de verano,
nos cite en una plaza de obeliscos.
Verónica Aranda, Postal de olvido

muchacha de blusa blanca
olías a tarde de verano
Juan Manuel Barrado, Fragmentos de cal

Su voz es su silencio
agarra el balancín para cubrir la duda
y toma la lluvia como excusa, se reconcilia así con el verano
Fatena al-Gurra, Excepto yo


al escapar de las olas sus mechones derramaban
a contratiempo, columna vertebral abajo,
el dulce escalofrío del verano.
Elena Medel, Vacaciones

repetirseZAP indispensable en su hogarZAP los peritos evalúan los dañosZAP ¡la
canción del verano!ZAP
Natalia Manzano, Apnea

Argenterías secas.
Pliegues de las ruletas
de veranos vencidos.
Sangre sola vertida
en los atrios paganos.
Antonio Portela, Ciudadano romano
Las nubes deslizándose
como enemigos demacrados del verano.
Nada más.
Alberto Santamaría, Interior metafísico con galletas


Todos nuestros librosaquí