jueves, 8 de marzo de 2012

Todas las mujeres del universo sois tú


Todas las mujeres del universo
sois tú.
Javier Corcobado, Yo quisiera ser un perro

Tú lo decías mamá
Que no leyera tantos libros que tu bien sabes
Que trastornan el entendimiento como al pobre del quijote
Y quitan las ganas de ser mujer de mi casa
Y cuidar de mi hombre y de mi ristra de hijos
Maite Dono, Circus girl

Cuando una mujer desaparece, no se ha perdido.

Me acuso de vivir viviseccionada
de no poder escribir lo que desearía y cuanto desearía
por sobredosis de mujerismo.
Me acuso de no haber parido la gran novela que prometía a los 12 años
sino un hijo, algo que, según Onetti o Jelinek
impide a las mujeres alcanzar el estatuto de verdaderas artistas.
Estíbaliz Espinosa, papel a punto de

¿Es la mujer
la que roza la mano,
o es la luna?
Eduardo Moga, Los haikús del tren

Letrero: W.C. Huellas. Urinarios. Error. Media vuelta: __ Allá arriba. Biombos. Escaleras. Mujeres en letras desgastadas. Mugre. Dos puertas.
Sara R. Gallardo, Epidermia

El perfume no borra la necesidad de ser mujer.
Pablo López Carballo, Crea mundos y te sacarán los ojos

En mayo los hombres pisarán el cuello de las mujeres
Y pisarán el cuello de las mujeres
Y les dirán con la bota en el cuello
sonríe, puta, ha salido el sol, la vida es bella

Era una mujer tan distante que su luz me llegó al cabo de dos millones de años, cuando ella ya no existía.
Camilo de Ory, 300

no llevo la boca roja me abrazo a su abrigo ruido de abrigos “es una
cuestión sólo de botas” lloro
de alegría por la mujer y de tristeza por la niña. él no puede
saberlo. se apagó el último rayo
Elise Plain, Pan para la princesa

Las aguas de lodo y hueso
de mujer. Su telar y marisma
a nado. Un solitario icono.

Sé tú, mujer, mi lengua eterna
sácales de los laberintos del saber
y engulle sus preguntas vacías
Fatena al-Gurra, Excepto yo

No te importaría nacer mujer en otra vida.
Puede que incluso te gustase.
Toda metamorfosis es una retorcida forma de poder
para quien supo conservar la memoria de lo que fue.

Lo que vi fue una mujer que nunca se reía que, de repente, se rió y sus dientes eran como gárgolas enmohecidas.

Es un imperio esta acera,
pan tierno en el bocadillo del otoño.
Sin pudor una mujer cambia el pañal
a un niño. Otra mastica su edad
ante un número atrasado de Vogue.
Alberto Santamaría, Interior metafísico con galletas

En la mano abierta tiene escrito la mujer un verso con tinta de color naranja.

La impasible mujer con la que duermo está a todas horas tan cerca de mí que su corazón y sus pulmones se confunden con los míos, tan cerca de mí que los crueles peces de mi estómago se adentran inadvertidamente en el suyo.
Pedro Casariego Córdoba, Qué más da

la mujer es el bosque donde está perdida

Y cada vez tú
eras otra persona, otra historia,
otra mujer
Guillermo Lago, Qué es lo que es



a Autores y Autoras
 porque este día es sólo un día más en el calendario, pero también un recordatorio de lo que la palabra mujer significa en nuestro país, y, sobre todo, en la poesía.


Todos nuestros libros aquí